Hosting Premium – Plan Anual

Experimenta la excelencia en alojamiento web con nuestro Hosting web Premium, que eleva tu presencia en línea a un nivel superior al incluir todas las características del Hosting web Avanzado y proporcionar recursos adicionales exclusivos. Con una versión actualizada de PHP y un servidor ultra rápido, tu sitio disfrutará de un rendimiento óptimo y una carga eficiente.

  • Versión de PHP actualizada
  • 20GB de almacenamiento para satisfacer las demandas de sitios web robustos
  • Correo Corporativo ilimitado con 4GB de almacenamiento cada uno
  • Tráfico no medido para una experiencia sin interrupciones
  • CDN Gratuita para una distribución eficiente de contenido
  • Caché de Servidor para una carga más rápida
  • Seguridad Mejorada contra amenazas en línea
  • Servidor Ultra rápido para una respuesta ágil
  • Certificado SSL para una conexión segura
  • Migración gratuita incluida para una transición sin problemas
  • Panel de administración Autogestionable para un control total de tu entorno web
  • Migración de Correo Corporativo para una gestión eficiente de tus comunicaciones
  • Panel de Analíticas de tráfico para obtener insights valiosos sobre el rendimiento de tu sitio
  • Levantamos tu Sitio Web en caso de caída para garantizar la disponibilidad continua
  • Desinfecciones y Reparaciones Gratuitas para una seguridad adicional
  • 5 horas al mes para modificación de contenidos, fotos y vídeos para mantener tu sitio actualizado

Este plan Premium está diseñado para aplicaciones empresariales críticas, tiendas en línea de alto tráfico y sitios web que requieren un nivel excepcional de rendimiento y seguridad. El análisis del sitio web cada 5 minutos y el levantamiento automático aseguran una disponibilidad constante y la capacidad de abordar problemas potenciales antes de afectar la experiencia del usuario.

500,00  + IVA

Puede interesarte

Jaime Martinez
Jaime Martinez
Read More
He realizado con ellos mi Ecommerce, con optimización y el SEO hecho en toda la web incluidos los productos. Todo de 10, se nota que tienen mucha experiencia en lo que hacen, la comunicación por parte de Antonio fue fluida en todo momento y pueden ofrecerte de verdad calidad. Mil gracias por mi tienda
Borja Bellido
Borja Bellido
Read More
Necesitaba encontrar un ecommerce que estuviera optimizado y que tuviese calidad visual. Los sitios que no están bien optimizados tienen menos visibilidad en Google por lo que es muy importante. En nuestro caso conseguimos optimizar 95/100 en móvil y 100/100 en PC
Blas Sánchez
Blas Sánchez
Read More
He realizado con Antonio y su equipo el posicionamiento web de mi negocio, diseño web y varios ajustes y trabajillos menores mas. Siempre con resultados perfectos y dándome apoyo e ideas conforme avanzamos. 10/10
Clara
Clara
Read More
Tras haber contratado sus servicios mediante Workana para realizar una renovación de mi portfolio, debo decir que estoy muy contenta en general con la profesionalidad con la que trabajan. Han resuelto todas mis preguntas, respondiendo rápido, siendo sinceros y por un precio más que asequible en comparación a lo que ofrecían otras agencias de la plataforma. Además son rápidos trabajando y no hacen nada antes sin tener tu aprobación. Sus merecidas 5/5 estrellas. Si en un futuro necesito algo más, ya sé a quienes contratar.
Helen G
Helen G
Read More
Me dedico al gremio y vine recomendado por un amigo. Necesitaba una web que diese la máxima puntuación en Pagespeed y me dijeron que hacian webs con 100/100 en mobile y PC. Y eso me han dado, una web con 100/100 y además visualmente muy bonita, tal y como necesitaba. Mil gracias y seguiremos en contacto para mas

FAQs: ¿Qué dudas necesitas resolver?

El hosting y el dominio son dos elementos clave para tener un sitio web, pero tienen funciones diferentes:

  • Dominio web: Es la dirección única que las personas ingresan en su navegador para visitar tu sitio. Es lo que identifica a tu página en internet, como «miempresa.com» o «midominio.net». Comprar un dominio implica asegurar los derechos sobre esa dirección para tu sitio.

  • Hosting: Es el lugar donde se almacenan todos los archivos y datos de tu sitio web. Es como el espacio en internet donde se guardan las imágenes, el código, las bases de datos y demás contenido que conforma tu página. El hosting permite que tu sitio esté accesible en línea.

En resumen, el dominio es la dirección única de tu sitio web, mientras que el hosting es el lugar donde se guardan los archivos y datos que conforman ese sitio. Ambos son esenciales para tener un sitio web funcional en internet.

Mejorar la velocidad de tu sitio web es crucial para una mejor experiencia del usuario y para el posicionamiento en los motores de búsqueda. Aquí tienes algunas formas de hacerlo:

  1. Optimización de imágenes: Reducir el tamaño de las imágenes sin perder calidad puede hacer maravillas. Utiliza formatos comprimidos como JPEG o PNG y herramientas de compresión de imágenes para reducir su tamaño sin sacrificar la calidad.

  2. Caché del navegador: Habilitar el almacenamiento en caché del navegador permite que los elementos de tu sitio se guarden localmente en el dispositivo del usuario, lo que acelera la carga de páginas al volver a visitarlas.

  3. Minificar y combinar archivos CSS y JavaScript: Elimina espacios en blanco, comentarios y caracteres innecesarios en tus archivos CSS y JavaScript para reducir su tamaño. Además, combina varios archivos en uno solo para reducir las solicitudes al servidor.

  4. Optimización del código: Asegúrate de que el código esté limpio y eficiente. Elimina scripts innecesarios, utiliza versiones actualizadas de lenguajes de programación y bibliotecas, y evita el uso excesivo de redirecciones.

  5. Habilitar compresión GZIP: Comprimir los archivos antes de enviarlos al navegador del usuario reduce significativamente el tiempo de carga. La compresión GZIP es una técnica estándar para hacer esto.

  6. Utilizar un CDN (Content Delivery Network): Un CDN distribuye el contenido estático de tu sitio web a través de servidores ubicados en diferentes regiones geográficas, lo que mejora la velocidad de carga al servir el contenido desde ubicaciones más cercanas al usuario.

  7. Optimizar la carga de fuentes y scripts externos: Limita la cantidad de fuentes y scripts externos que tu sitio web carga, ya que cada uno puede ralentizar la carga. Prioriza solo aquellos que son esenciales para la funcionalidad de tu sitio.

  8. Actualizar el hosting: Asegúrate de que el plan de hosting que estás utilizando sea adecuado para el tráfico y las necesidades de tu sitio web. Un hosting más rápido y escalable puede marcar la diferencia.

  9. Realizar pruebas de rendimiento regularmente: Utiliza herramientas como Google PageSpeed Insights, GTmetrix o Pingdom para analizar el rendimiento de tu sitio y seguir mejorándolo en base a las recomendaciones que te ofrecen.

Implementar estas mejoras puede marcar una gran diferencia en la velocidad de carga de tu sitio web, lo que a su vez mejora la experiencia del usuario y el posicionamiento en los motores de búsqueda.

Los diferentes tipos de hosting, como compartido, VPS (Virtual Private Server) y dedicado, se distinguen por la forma en que se asignan y comparten los recursos del servidor. Aquí tienes una descripción de cada uno:

  1. Hosting Compartido:

    • Compartición de recursos: En este tipo de hosting, varios sitios web comparten los recursos de un mismo servidor.
    • Costo más bajo: Es más económico porque los costos se distribuyen entre múltiples usuarios.
    • Menos control: Tienes acceso limitado a la configuración del servidor ya que está gestionado por el proveedor de hosting.
    • Adecuado para sitios pequeños o en desarrollo: Ideal para sitios web pequeños, blogs o empresas en sus etapas iniciales con tráfico moderado.
  2. VPS (Virtual Private Server):

    • Ambiente virtualizado: Aunque varios VPS pueden residir en un mismo servidor físico, cada uno funciona como un servidor independiente con sus propios recursos dedicados.
    • Mayor control y personalización: Tienes más control sobre la configuración del servidor y puedes personalizarlo según tus necesidades.
    • Costo intermedio: Es más costoso que el hosting compartido, pero menos que un servidor dedicado.
    • Escalabilidad: Puedes escalar recursos fácilmente en función de las necesidades de tu sitio web.
  3. Servidor Dedicado:

    • Recursos exclusivos: Todo el servidor está dedicado a un solo usuario o empresa, lo que significa que todos los recursos del servidor son exclusivos para ese sitio.
    • Máximo control y rendimiento: Tienes control completo sobre la configuración del servidor y puedes optimizarlo para obtener el mejor rendimiento.
    • Costo más alto: Es la opción más costosa debido a la exclusividad de los recursos.
    • Ideal para sitios web grandes o con mucho tráfico: Recomendado para sitios con un alto volumen de tráfico, aplicaciones web complejas o empresas que necesitan un rendimiento máximo y recursos dedicados.

La elección entre estos tipos de hosting depende del tamaño y las necesidades de tu sitio web, así como del nivel de control y rendimiento que requieras. Si estás empezando, el hosting compartido puede ser suficiente, pero a medida que tu sitio crezca, es posible que desees considerar un VPS o incluso un servidor dedicado para tener más control y recursos exclusivos.

Cuando te encuentras con problemas técnicos en tu sitio web, es importante abordarlos de manera estructurada para solucionarlos de forma efectiva. Aquí te dejo una guía paso a paso:

  1. Identificar el problema: Examina detenidamente el problema que estás experimentando. ¿El sitio está caído por completo? ¿Hay errores específicos que aparecen? Esta comprensión inicial te ayudará a buscar soluciones más precisas.

  2. Verificar la conectividad y el navegador: Asegúrate de que tu conexión a internet esté funcionando correctamente. Prueba acceder al sitio desde diferentes dispositivos y navegadores para determinar si el problema es específico de un dispositivo o navegador.

  3. Verificar el hosting y el dominio: Revisa si hay problemas con tu proveedor de hosting o el dominio. Contacta al soporte técnico del proveedor para confirmar si hay interrupciones o problemas en sus servidores.

  4. Revisar el código y los archivos: Si eres capaz, examina el código fuente de la página o los archivos relacionados para identificar posibles errores en el código o archivos dañados.

  5. Realizar una copia de seguridad: Antes de hacer cambios, realiza una copia de seguridad completa de tu sitio web. Esto te permitirá restaurar la versión anterior en caso de que los cambios empeoren la situación.

  6. Revertir cambios recientes: Si recientemente hiciste actualizaciones, cambios en el código o instalaste nuevos complementos, intenta revertir esos cambios para ver si el problema se soluciona.

  7. Buscar en foros y documentación: Busca en foros de ayuda o la documentación del software que estás utilizando. A menudo, otros usuarios han enfrentado problemas similares y puedes encontrar soluciones allí.

  8. Contactar al soporte técnico: Si no puedes resolver el problema por tu cuenta, ponte en contacto con el soporte técnico de tu proveedor de hosting o desarrollador del software en cuestión. Proporciona detalles específicos sobre el problema para obtener ayuda adecuada.

  9. Considerar ayuda profesional: En casos complejos o críticos, es posible que necesites la asistencia de un desarrollador web o un profesional técnico especializado para resolver el problema.

Recuerda mantener la calma y abordar los problemas paso a paso para no empeorar la situación. Documenta los pasos que has seguido y cualquier cambio que hayas hecho, ya que esta información será útil si necesitas buscar ayuda adicional.

¿Te ayudamos con tu negocio?
desarrollo web para el diseño de páginas web en cartagena